Otros Proyectos

Desde el primer programa de Eco-Camp en 1995, la Fundación ha designado la experiencia de “camp” a motivar enfoques alternativos a la educación y adoptar una apreciación mayor hacia el mundo natural.  Grupos de ninos, familias y escuelas locales aprenden a trabajar en conjunto y desarrollar una unión poderosa el uno con el otro y el mundo natural a través de una serie de actividades educacionales y terapéuticas. El programa Eco-Camp también provee programas de curación especial para prostitución infantil, mujeres abusadas y juventud privada de sus derechos.

Al entender y apreciar la vida de las personas indígenas  y aquellos que viven utilizando los recursos naturales, estudiantes desarrollan un entendimiento profundo de cómo todos los elementos y personas están interconectadas. Estudiantes empiezan a ver las comunidades donde viven con más sensibilidad, compasión y entendimiento. Esto ayuda construir un sentido más fuerte de trabajar como una comunidad para crear una mejor sociedad.

Proyectos de Corto Plazo Creados por Voluntarios

Una Cama Para Todo Niño– Camarotes de bajo costo para niños durmiendo en pisos de tierra.
Canasta Básica – Canastas Básicas para familias de bajos recursos.
Le Doy Mi Mano – Apoyo de nino a nino para combatir el abuso.
Es Su Negocio – Programa de concientización para confrontar la prostitución infantil.
Fiestas – Fiestas anuales para cientos de ninos con deseos.
Cajas Para Dias Lluviosos – Caja con materiales para entretener jovenes aislados en días lluviosos.
Shoes for Shoah – Distribución de miles de zapatos para personas viviendo en condiciones empobrecidas.

Bibliotecas en las Comunidades de la Costa Atlántica

Abrir el Mundo de Leer

Tradicionalmente, la gente de la Costa Atlántica de Costa Rica son ansiosos por involucrarse en actividades de educación y leer. Sus raíces están en las islas del caribe donde sus valores familiares, el trabajo duro y la disciplina son costumbre. En los últimos años, ha habido una introducción a esta región costanera de influencia exterior.  Mientras alguna de esta influencia ha sido de beneficio financiero, una gran parte ha enseñado a la juventud como ganar “plata fácil” al estar involucrados en actividades ilícitas. A pesar de que los profesores y directores de escuelas locales trabajan duro para combatir este tipo de actitud, es dificil para ellos con la falta de recursos que tienen.

Nuestro programa de biblioteca espera apoyar los esfuerzos de educadores locales y traer devuelta leer, disciplina y trabajo duro a las escuelas. Queremos enseñarle a los estudiantes que los libros pueden enseñar y entretener y dar información. Además, nuestras bibliotecas tienen muchos juegos educacionales y actividades para jóvenes. También damos materiales de arte y recursos a las bibliotecas para que los jóvenes puedan desarrollar sus habilidades visuales artísticas. Al proveer un espacio físico para que los ninos y profesores puedan tener estas actividades enriquecedoras pensamos que empezar a ver lo importante estos tipos de habilidades son para un desarrollo completo de los estudiantes.

En la comunidad vecina de Bri Bri reserva indígena, no hay bibliotecas y libros son muy difíciles de encontrar o cuando hay están muy mal cuidados y desorganizados en una forma que no los hace atractivos recoger y leer. Nuestro programa aquí espera motivar a los jóvenes y adultos que continúen su educación al leer y investigar para aprender más. También esperamos identificar los jóvenes en la comunidad que tienen necesidades especiales para que reciban el apoyo necesario para lograr aprender y ser más independientes.

En el presente, hay mas de 50 jóvenes en la reserva Bri Bri que tienen necesidades de educación especial. En nuestra biblioteca esperamos proveer los materiales especiales necesitados para esos jóvenes para que puedan aprender a lado de sus compañeros estudiantiles. Reiteramos, los recursos de arte y leer le dará a los jóvenes la oportunidad de expresarse en formas que no son tradicionales y dará una forma de comunicarse con ellos.

Mientras trabajan en proyectos de biblioteca, voluntarios se quedaran en la Finca Educativa en Volio, una pequeña comunidad en la reserva a unos 25 minutos de la entrada de Puerto VIejo. Esto es una centro comunal local que incluye dormitorios limpios con espacio para cuatro personas cada uno, una área de comer grande, dos aulas y un cuarto que será el centro de computo. Queremos apoyar los esfuerzos de los indígenas locales mientras nos enseñan sobre sus costumbres y sus intentos de mejorar su calidad de vida a través de educacion y nuestros voluntarios.

Facebook
Facebook
Instagram